martes, 15 de junio de 2010

Mis paginas de olvido, en ti las olvidé.


Quien podría no decir que no me he equivocado
en las figuras planas de tu amor, sin igual,
el tesoro tácito de tu entrepierna.
Lo se, soy tu esclavo, el nefasto guardián de tus humedales.

He de ser tan feliz, como simple sonrisa,
que hereda del chiste su esencia y del tiempo el desprecio en el olvido.
Quedaron atrás los tiempos de las apresuradas decisiones
hoy reinan en mi tus palabras y en mi piel tu marca.
Mi barco hoy lleva tu bandera en color inocencia,
virtud; tu amor capitán de mi vida. Serás mi reina aunque sin castillo bien reinarías.

Ya no se ven por mi corazón los viejos recuerdos,
que caminando por su calles, dejan vestigios del pasado que mal viví.
Hoy no se ven en mi ojos  el ser que daño me causo,
si por mi sangre fluye el mas rojo amor(El tuyo).

Que mas queda en mi, que no se sea de ti,
que no sepa a ti, realmente no lo objeto,
soy de ti que al pensarlo me sorprendí,
por favor quédate en mi.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui: