lunes, 26 de abril de 2010

Gracias Cindy

Gracias mi gran amiga por estar allí,

Gracias por hacerme ver lo que mis sordos ojos no quieren ver.

Gracias por ser el viento en mi silbido,

Gracias por ser quien siempre me hace ver mi error.


 

He sido muchas veces el tiempo que siempre pasa,

Gracias por no dejarme ser prófugo de tu juicio,

Gracias por hacerme víctima de tu elocuencia,

Gracias por nunca dejarme de mi cuenta.


 

Mil gracias, por tus palabras: llegaron cuando más las necesitaba.

Mil gracias que fui testigo de mi propia senda,

Mil gracias que me dijiste "te lo dije".

Mil gracias por dejarme ser tu mejor amigo.


 

Gracias dejarte conocer, gracias por ser el ocaso de mi penas.

Gracias por secar mis lamentos y convertirlos en anécdotas.

Gracias mirar este mundo con los ojos de la sensatez.

Gracias por ser quien predice mis desatinos.


 

Te agradezco tantas cosas mi buena amiga,


 

Gracias por no decirme "te lo dije!".


 


 


 


 


 

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui: