viernes, 19 de marzo de 2010

Posiblemente ya no sé qué quiero.

Tengo ganas de huir, de pasar de largo.

De buscar un refugio, muy lejos.

Distante de todo lo que me hace mal. Cerca de lo que amo. Contrario a lo que olvido, pero a la mano de lo odio.

Tengo ganas de ser el mismo, de unos años atrás.

De encontrar mi identidad en la amnesia.

Similar a mi propio yo. Constante de los días que pasan. A paso del que siente, pero con la sobriedad del que olvido.

Tenga ganas de contar mi historia, a quien quiera oírla.

De poder gritar lo haría, aunque dudo que en tu vida me puedas escuchar.

Nostalgia de mis días, la letra capital de mi mejor frase. “Te amo, Me podrías perdonar?”

De verdad, tengo ganas, de no creer que aún tenga ganas de esperarte.

De copular mi vida con tu presencia.

Podríamos la vida pasárnosla pensando en lo que sería de intentarlo.

Tengo ganas de poder el tiempo regresar. De los días cambiar. Del sueño olvidar, de las ofensas perdonar, de las mentiras creer, de las dudas diseminar, las intrigas terminar, de lo cierto afirmar, de tus labios volver a besar, de tu manes ver en mi espejo, de tu amor sentir, de tus pupilas en ellas verme, de esto ya no sentir, de los ángeles llamar.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui: