viernes, 22 de mayo de 2009

Te ví y recordé.


Mas no pude sentir.
Fue hermoso volver a verte, purpura en la noche. 
Negro tu cabello. Distante pero cerca y frente a ti 
olvide mi parlamento, mi discurso se hizo sublime, tanto
que escapo a un territorio de nadie. Mis manos intranquilas, 
saciaban su ego al sentir tu piel en calidad calma.

Fue inmenso mi placer, mi rostro en tus ojos vi, la vibración de
tus palabras hicieron eco en mi mente cuando en medio del
bullicio, la gente, la noche, el frió, el viento, las cosas que ignoraba y 
tu, el nefasto tiempo, el cruel pensamiento.... Solo dejaste escapar
unas palabras que se abrieron paso entre tus labios "Como estas?"

Tantas cosas pensé,"de maravilla, me siento fenomenal", pero no lo dije
"Como crees?, estupendamente",pero no pude decirlo, "como en mi mejores días",quizás seria una buena respuesta, "Bien y mejorando", hubiera sido obvio..... Solo respondí "bien"

Le dije a mis sentimientos que guardaran silencio mientras
mi voz intentaba no quedar en evidencia cuando contigo hablaba.
Sugerí a mi voz no alterarse, para que mi manos no gesticularan tanto
para no delatarme.
Obligué a mis manos a no tocarte en exceso pero quedar impregnado de 
tu perfume ,para que mis sueños fueran en calma y no dormir en el letargo de
tu aroma.

Busque en esos momentos las palabras adecuadas para no dejar mi corazón
derramado cuando te estrechase la mano y que en tu mejilla no quedara,
la muestra mi saliva enamorada. La mas pura esencia del ente enamorado
sucumbía ante tu ímpetu de sexo débil, disfrazado de amiga. De la mas fiel y abnegada amiga.

Amiga en el día, amor en mis sueños. Canción de la memoria, fragmento de vida por vivir.
Complemento anhelado, compromiso de esencia.

Puedes callar mi besos, exiliar mis caricias, secuestrar mis ilusiones, tanto como ese día lo hiciste.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario aqui: